De las morenas en tierra de rubias
19732
post-template-default,single,single-post,postid-19732,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-11.0,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

Mujeres errantes: de las morenas en tierra de rubias

Mujeres errantes: de las morenas en tierra de rubias

 

Mujeres con sus enseres camino de la emigración.

DIE SPANIERIN, ESTA PALABRA LA PILLÓ DESPREVENIDA

Die Spanierin: la primera vez que Eloína Fernández escuchó esa palabra acababa de poner los pies en tierra suiza y el comentario, acompañado de un esputo  en  el suelo, la  pilló  desprevenida. Formaban un grupo llamativo, mujeres  de un amplio  abanico  de  edades con la miseria que obliga a la emigración reflejada en sus ropas raídas, procedentes de la caridad en muchos casos. Les urgía la necesidad de un salario mensual que no naciera empeñado por las deudas y urgencias cotidianas. Aquel Spanierin la identificó como española, como emigrante pobre, y Eloína enrojeció y se apartó de sus compatriotas deseando pasar desapercibida.

Eloína. Mujeres Errantes. Editorial Roca, 2018.

No hay comentarios

Deja tu comentario