Mujeres Errantes la chata y el mar
19659
post-template-default,single,single-post,postid-19659,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-11.0,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

Mujeres Errantes: la Chata y la mar

Mujeres Errantes: la Chata y la mar

                    Mujeres Errantes: la Chata y  la mar

¿ TU QUÉ DICES, ” EL MAR ” O ” LA MAR “?

El mar se dice tierra adentro; en Cimavilla, de siempre, se llamó la mar, en femenino, como la mujer. Las mujeres damos la vida y la mar nos proporciona el sustento. Los hombres la aman y la temen, mueren por ella. Es la madre pródiga, la madre colérica, nuestra diosa del bien y del mal”

Julia (la Chata Cimavilla) Mujeres Errantes. Editorial Roca. 2018.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

No hay comentarios

Deja tu comentario