Pregón de la Décima Ventolera Republicana (A Toni) - Pilar Sánchez Vicente
19425
post-template-default,single,single-post,postid-19425,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-11.0,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

Pregón de la Décima Ventolera Republicana (A Toni)

Pregón de la Décima Ventolera Republicana (A Toni)

Este pregón está dedicado a ti, Toni, que te fuiste antes de que la música acabara; tú, siempre dispuesto a la última ronda.

La Ventolera resultó una hermosa fiesta de despedida, sí señor, no puede haber mejor forma de dejar este mundo que rodeado de amigos y amigas, conversando, riendo, bailando, bebiendo, fumando…

Nunca te faltó la sonrisa, y quizá fuera eso lo último que hiciste: reírte de la vida a la cara y abandonarla después de exprimida, sin permitir que fuera ella quien te vapuleara. Chico listo, te envidio.

Tardaremos en olvidar el drama vivido, lo único bueno fue que tú no te enteraste de nada. Tras el pregón me felicitaste (ese día estabas especialmente cariñoso) y me dijiste que esta parte, en concreto, te había emocionado. Quizá pensaste que no era tan mala morada…

¡Nun hai cielu, ye mentira,

y el infiernu ye otru inventu!

Nun faer casu de la Iglesia

que nos los quier dar por muertos.

Porque les buenes persones,

les que lluchen con denuedo

en pos de un mundu más xustu,

permanecen siempre vives

nos corazones ateos,

habitando entre nosotros,

los que tantu los queremos.

Y aquí estás instalado, Tonín, eternamente.

Compártelo:Print this pageEmail this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+
No hay comentarios

Deja tu comentario