Adriana Ballesteros, ad perpetuam memoriam - Pilar Sánchez Vicente
21218
post-template-default,single,single-post,postid-21218,single-format-standard,bridge-core-2.6.8,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-25.3,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.9.0,vc_responsive

Adriana Ballesteros, ad perpetuam memoriam

Adriana Ballesteros, ad perpetuam memoriam


Está la red llena de fotos tuyas, compañerina, mi niña, Juanita Calamidad. Están las redes inundadas con tu sonrisa permanente y un mar de lágrimas. Tardé en poder escribir esto porque duele, duele la vida injusta, la muerte que te arrancó la juventud de golpe, que nos dejó sin tu energía, tu ilusión, tu alegría contagiosa.

Te conocí hace tantos años que ni me acuerdo y te vi reinar en todas las fiestas, siempre currando, siempre riendo, tocando, bailando, sirviendo… eras inagotable, incansable, quizá intuías que la vida vivida iba a ser corta y debías beberla a tragos largos.

No nos rindamos, queda mucha lucha, rescato esta frase tuya del wasap. No hubo batalla ni manifa en la que no destacara al frente tu figura, y tu valentía y coraje fueron siempre acordes a tu garbo. Defensora de las causas perdidas, roja, feminista, republicana, sorora, luchadora, guerrera incansable, alma de tantos colectivos a los que imprimías tu sello.

El Canteli, el café de Macondo, el Trisquel, Xega, Radio Kras, La Ventolín y la Ventolera, la Güerta, el Orgullín del Norte, Izquierda Unida, la tamborrada… hoy están huérfanos, vacíos.

La huella de tu paso por este mundo permanecerá indeleble, porque las personas como tú nunca desaparecen, se hacen hueco en nuestros corazones y allí habitan para siempre iluminando con su recuerdo los días tristes.

No se si hay un más allá, pero en este acá que estamos, no dejas lugar para el luto, no nos lo consentirías. Sería imposible, además, tu recuerdo nos devuelve la sonrisa.

Para mí siempre serás Adriana y la alegría.

No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.