Al Nabka. Palestina libre. Free Palestina - Pilar Sánchez Vicente
21243
post-template-default,single,single-post,postid-21243,single-format-standard,bridge-core-2.6.8,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-25.3,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.9.0,vc_responsive

Al Nabka. Palestina libre. Free Palestina

Al Nabka. Palestina libre. Free Palestina

Me invitaron a redactar y leer un texto sobre Al Nabka y la causa palestina. Aquí está mi reflexión.

Artículo 1
Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos.
Artículo 2
Toda persona tiene todos los derechos y libertades proclamados en esta Declaración, sin distinción alguna de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición.
Artículo 3
Todo individuo tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona.

Podríamos seguir incumpliendo artículos de la Declaración Universal de Derechos Humanos cuando hablamos de Palestina. Desde 1948, cada 15 de mayo se conmemora Al Nakba o la “Catástrofe”, donde más de 750 mil personas palestinas fueron expulsadas, miles asesinadas, y sus hogares destruidos en un acto de limpieza étnica tras la creación del Estado de Israel. Pero la Al Nakba no terminó en 1948 sino que continúa hasta el día de hoy.

Tras 74 años sigue el genocidio, la masacre, el robo continuo por parte de Israel de tierras para los asentamientos israelíes, la destrucción de viviendas y tierras agrícolas palestinas. Cada poco nos llegan aterradoras noticias. Quizá no les prestamos atención de tan habituales, pero la semana pasada dos jóvenes murieron asesinados por los soldados israelíes y lo peor, las fuerzas de ocupación impidieron en ambos casos sus funerales arrollando a la multitud que los acompañaba.

Uno de ellos fue en la ciudad de Jenin, donde el 11 de este mes de mayo mataron de un certero disparo en la cabeza a la periodista Shereen Abu Aqleh. En este caso, la repercusión fue mayor que en los anteriores, pues Israel violaba con este acto execrable, no solo los derechos humanos, sino todos los tratados internacionales y la más elemental humanidad. Asistimos en directo a su ejecución, pese a ir perfectamente identificada como periodista… o precisamente por eso, pues Shireen se había ganado a pulso ser el icono del periodismo palestino y era sobradamente conocida por su presencia habitual en los medios.

Hemos visto cómo el ejército israelí golpeaba a quienes portaban su féretro y cómo aguantaron la brutal carga policial, evitando que el ataúd cayera al suelo. Y mientras esto sucedía, mientras miles de palestinos dejaban sus casas para despedir a la periodista, decenas de colonos israelíes corrían con colchones y pertenencias para ocuparlas, como vienen haciendo desde hace décadas con total impunidad.

Ni derechos de los vivos, ni respeto a los muertos.

La respuesta de la comunidad internacional, cómplice de la barbarie sionista, fue tibia y descafeinada. ¿Dónde están las sanciones? ¿Dónde las resoluciones de la ONU condenándolo? Dicen que Eurovisión es un evento apolítico, por eso multaron en 2019 a Islandia por sacar una bandera palestina. Ya vimos este año con la expulsión de Rusia lo apolítico que es. Y ahí sigue Israel, con las manos manchadas de sangre y absoluta impunidad, sin que nadie se cuestione su derecho a estar.

Pero 74 años después, también siguen la lucha y resistencia popular ante tamaña injusticia. Supliendo la falta de reconocimiento político de la causa palestina, será la sociedad civil, organizaciones y asociaciones pro palestinas quienes organicen las manifestaciones de duelo, las marchas y concentraciones de apoyo como esta.

La hipocresía de nuestros gobernantes impregna a los medios, a la justicia y a la policía, que se posicionan en bloque a favor del estado genocida de Israel. Recordad estos días pasados las de Bilbao, con los ultras sionistas de la Final Four, quemando banderas palestinas y provocando altercados. ¿Y quiénes pagaron el pato y acabaron apaleados y detenidos? Como pasó en Asturias con los 9 del Jovellanos, los que apoyaban la causa palestina.

Shireen no será la última, Israel ha asesinado ya a 55 periodistas en la Cisjordania ocupada. Pero no podrá ocultar eternamente la verdad, por más que la empañe con mentiras. El informe más reciente de Amnistía Internacional, declara a Israel culpable del crimen de lesa humanidad del apartheid, y describe los asesinatos de palestinos por parte de Israel como “sistemáticos, ilegales y arbitrarios”. Detalla cómo el régimen del apartheid de Israel ha tratado sistemáticamente a los palestinos en todas partes como un “grupo racial inferior”, negándoles los derechos humanos básicos y mostrando “un desprecio impactante” por sus vidas.

Palestina merece todo nuestro apoyo, toda nuestra solidaridad. Hoy nuestras voces se suman al coro que en todos los países clama justicia y libertad, por que solo el pueblo puede salvar al pueblo palestino.

¡Puxa Palestina llibre!

 

 

 

1 Comment
  • Mar Martinez ordoñez
    Posted at 23:45h, 29 mayo Responder

    Amor, respeto, paz y tranquilidad sería la más importante opción entre tod@s los seres humanos. Todo cambiaria sin guerras, sin asesinar a mujeres…….Todo cambiaria en el Planeta Tierra y todo sería felicidad y la negatividad desaparecería.

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.